Archivo Español de Arte, Vol 78, No 311 (2005)

Entre Agostino Carracci y Veronese: apuntes sobre el aprendizaje italiano de Francisco de Herrera «el Mozo»


https://doi.org/10.3989/aearte.2005.v78.i311.180

Jorge Fernández-Santos Ortiz-Iribas , España

Resumen


La presencia de Francisco de Herrera «el Mozo» (1627-1685) en Roma se apoyaba, hasta ahora, sobre la sola base del relato de Palomino y por el propio estilo del pintor. La atribución de diez orlas ornamentales (ocho de ellas inéditas) a este artista nos permite establecer su estancia romana en torno a 1649, a la vez que testimonian sobre una faceta —el grabado calcográfico— hasta ahora desconocida de la actividad de Herrera. También dan fe de la evolución del propio Herrera desde una casi total mimesis del estilo paterno hasta unas maneras ya claramente personales, influidas por el medio romano. De la Roma de mediados del siglo XVII debió de datar también el peculiar neo-venecianismo de Herrera que, por su riqueza de matices, lo singulariza con respecto a sus contemporáneos españoles.

Palabras clave


Pintura española s. xvii; Herrera «el Mozo»; Herrera «el Viejo»

Texto completo:


PDF


Copyright (c) 2005 Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.


Contacte con la revista aearte.cchs@cchs.csic.es

Soporte técnico soporte.tecnico.revistas@csic.es