Archivo Español de Arte, Vol 81, No 321 (2008)

Una huella de Rogier Van der Weyden en la obra de Bernart de Aras, “pintor vecino de la ciudat de Huesca”


https://doi.org/10.3989/aearte.2008.v81.i321.94

Didier Martens
Université Libre de Bruxelles. Faculté de Philosophie et Lettres, Francia

Resumen


En 1461, el pintor aragonés Bernart de Aras recibe el encargo de realizar un retablo para la pequeña iglesia de Pompién (Huesca). Terminado en 1463, este retablo, que se mantenía todavía en su emplazamiento original en 1936 y del que una parte se conserva actualmente en el Museu Nacional d’Art de Catalunya en Barcelona, presentaba, en la tabla central, una Virgen entronizada con el Niño. Estas dos figuras no constituyen una creación del artista, sino que las tomó de una obra famosa de Rogier van der Weyden (1399/1400-1464): la Madona Durán, hoy conservada en el Museo Nacional del Prado. Esta tabla del pintor bruselense era, por lo tanto, ya conocida en la Península Ibérica en 1461-1463, es decir, en vida del artista.

Palabras clave


Bernart de Aras; Maestro de los Luna; Pompién; Rogier van der Weyden

Texto completo:


PDF


Copyright (c) 2008 Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.


Contacte con la revista aearte.cchs@cchs.csic.es

Soporte técnico soporte.tecnico.revistas@csic.es