Archivo Español de Arte, Vol 75, No 298 (2002)

Sobre el San Juan en Patmos de El Mudo


https://doi.org/10.3989/aearte.2002.v75.i298.347

Fernando Collar de Cáceres
Universidad Autónoma de Madrid, España

Resumen


Entre los navarretes escurialenses de primera hora, no todos expresamente citados en las cuentas del monasterio, están las ocho pinturas que adornaron durante años el claustro alto, realizadas por el Mudo entre su incorporación plena en 1569 a la nómina de los artistas de Felipe II y 1575, después de haber dejado patente su capacidad como copista. En primer lugar hubo de hacer el riojano los cuatro lienzos destinados a los retablos de la llamada sacristía de prestado, ubicada junto a la escalera del claustro principal, y a continuación pintó los cuatro que ocuparían los altares de la sacristía del colegio situada al otro lado de aquélla, según refiere fray José de Sigüenza ', quien llegó a El Escorial cuando ya Navarrete había desaparecido. Los cuatro primeros fueron, así, el San Jerónimo penitente, firmado ya en 1569, la Asunción de la Virgen, el Martirio de Santiago y el Martirio de San Felipe Apóstol,…

Texto completo:


PDF


Copyright (c) 2002 Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.


Contacte con la revista aearte.cchs@cchs.csic.es

Soporte técnico soporte.tecnico.revistas@csic.es