Archivo Español de Arte, Vol 76, No 303 (2003)

Un curioso coleccionista del siglo XVII: don Manuel de Porras


https://doi.org/10.3989/aearte.2003.v76.i303.273

Mercedes Agulló y Cobo , España

Resumen


El coleccionismo —afición casi exclusiva de Reyes en España— no ha tenido representantes entre personas que no pertenecieran a la alta nobleza, ni entre los propios artistas. En muchos casos lo que se ha venido llamando colecciones son sólo relación de bienes patrimoniales. Por ello, resulta más llamativo encontrar alguien que, sin pertenecer a una clase elevada ni ser artista, lograra reunir —aun a costa de grandes sacrificios que le llevaron al extremo de ser enterrado de limosna— una tan importante colección de obras de arte como el personaje objeto de este artículo: Manuel de Porras, quien contaba con un interesante y elevado (para un particular sin títulos) número de pinturas y esculturas, y un importantísimo número de dibujos y estampas, algunas valiosísimas y de alto precio. Desgraciadamente, aunque lo donó —como buen coleccionista, para evitar su dispersión— a los Trinitarios calzados de Madrid y al Oratorio de San Felipe Neri de Alcalá, nada de ello ha llegado a nuestros días.

Palabras clave


Coleccionismo; Manuel de Porras; Convento de Trinitarios de Madrid; Oratorio de San Felipe Neri de Alcalá

Texto completo:


PDF


Copyright (c) 2003 Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.


Contacte con la revista aearte.cchs@cchs.csic.es

Soporte técnico soporte.tecnico.revistas@csic.es